Una luna y mil vidas

Una luna y mil vidas son suficientes para hacernos eco de que la consciencia no puede aún descodificar la inmensidad del espectro del reflejo de nuestras Luces cuando se encuentran en espejo, aunque nuestros ojos puedan verlo, lo que nos envuelve es más grande que el propio infinito...