Luna llena en Escorpio

Estos días se sienten impregnados en la oscuridad escorpiana, aunque pareciera haber un velo que encubre toda oscuridad que alberga el alma.

Para la consciencia puede ser difícil aceptarse oscura y destructora, mirar hacia en centro de uno y observar tanta oscuridad puede ser pertubador, por eso de ponerle un velo a la vida y no asumir la grandeza que trae implícita estos momentos.

Cada aspecto zodiacal es un aspecto de la evolución de la consciencia, en la búsqueda del alma por conseguir una manifestación más elevada.

Y Escorpio se trata de eso, todas las corrientes de agua que mueve Escorpio están por debajo de la superficie de la conciencia, por lo que es difícil para nosotros como humanos encarnados aceptar la magnitud de esas aguas estancadas y llenas de lodo.

Esta iluminación de sombras barrerá mucho en la energía personal, ya que Venus, mercurio, sol y Urano están frente a Escorpio haciendo tambalear cualquier cimiento que creyeras haber construido sobre esas bases de fango.

La conciencia trata de huir, de poner la mierda fuera, de no aceptar todo el trabajo que hemos venido a hacer aquí en la tierra, por que si queremos seguir ascendiendo en la manifestación que encarnamos también tenemos que hacernos cargo de las sombras que venimos arrastrando. Ser consecuentes.

La vida me dice que soy espejo, que cuando observo la oscuridad me envuelvo en oscuridad, que cuando observo La Luz soy luz, y que quien se ponga en frente solo podrá enfrentarse a si mismo o huir, y yo cada día mas me asumo en esta inmensidad que encarno y que me hace obtener los conocimientos necesarios para darme el lugar que anhelo en toda esta historia.