La guerrera que habita dentro

Es jodido enfrentarse a un mundo que solo hace ponerte zancadillas, pero más difícil es que yo me quede quieta en cada golpe a esperar que me levanten.

Por suerte la vida me ha enseñado pronto a indagar en cada una de mis sombras para buscar aliento creativo en cada una de las mujeres que conforman mi ser, divertirme con ellas y llorarles también, pa que na’ de lo malo se quede dentro, soy como el romero bañado en el rocío de la mañana.