Unidad sagrada

Vivimos instantes decisivos para la humanidad como unidad sagrada.


Llevamos meses sometidos a la manipulación del miedo y cada día veo más a mi alrededor esa sensación recorriendo toda la red energética que somos. Llevaba toda mi vida esperando este momento para saber que todo lo que soy es luz y que todo lo que me conforma toma sentido con el derrumbamiento de un sistema que se nos ha quedado obsoleto.


Me siento en el deber absoluto de aportar mi visión en este momento para extender junto a otros muchos un mensaje de esperanza y ayuda que bañe a la humanidad.


Estos tiempos nos vienen a enseñar la importancia que tiene dejar a un lado la individualización para hacernos eco de la importancia de la conexión que existe entre nosotros como unidad propia, somos un sistema de la tierra, se siente en todas nuestras células por muy apartados que vivamos de la sociedad.


La consciencia quiere experimentarse y vivirse a través de la humanidad y sabemos que solo hay dos opciones, amor o miedo, luz u oscuridad.


Siento una luz muy grande que me rodea, que baila en los reflejos de cada hueco de mi memoria inconsciente y sabe el poder tan grande que tenemos todos los seres que encarnamos la humanidad. Conecta con toda La Luz que eres y no dejes que otros te invadan con las sombras de su destrucción.