El recuerdo del universo

Caimos en un sueño profundo como humanidad, mientras despierto se efectúa una descarga de información que viene dada de un otro que me hace de espejo.

La sensación que me abarca el cuerpo en estos instantes es la del recuerdo, y no precisamente el de las memorias heredadas por mis antepasados, este recuerdo sabe más a recordar una información que todos tenemos en nuestras células.

Mientras despierto del sueño eterno de la humanidad una frecuencia azota mis oídos y cabeza haciéndome saber que tenemos escrita la historia del universo en cada uno de nosotros, que somos portadores de la verdad sagrada de lo que somos como especie y que en el vínculo con lo que nos rodea, con cada ser que habita este mundo podemos desarrollar cualidades que sobrepasan la magia como la conocemos hasta ahora.

En un suspiro, mi útero conecta el cielo con la tierra en una suave danza alquímica rebosante de luz, en ese punto medio ellos hacen el amor y de ese amor nacemos todos. Desde la pureza de lo más sagrado.

Y ahí, justo ahí, vuelvo a habitarme una vez más sabiéndonos una creación sobrenatural capaz de cambiarlo todo, de subir la frecuencia y elevarla para no caer en miedos innecesarios, para abrazarnos todos juntos y recordarnos unos a otros la bella historia del universo haciéndole el amor a la tierra