Cuando operas a través de mi

Y así pasa otro nuevo atardecer, entre una brisa que me acaricia el alma a través de tus manos.

Pintando de tonos dorados a través de la luz cada milímetro de este plano.

Con la suave melodía del gorrión volviendo a casa.

Y entonces creo perderme, vuelo por todos los planos, me levantas el vestido, me acaricias el pelo, siento el iman que une tu pecho con el mío y me elevo, me elevo al cielo y estoy contigo.

Ahora puedo mirar a través del sol y sentirte, casi puedo verte, te encuentro en la profundidad que crean las montañas en la última luz del día, todo parece difuso, como un sueño a cámara lenta, nos hemos evaporado entre la luz y ahora somos el todo, por eso te siento en todas partes.